Vinos blancos afrutados, características y clases

El vino blanco afrutado es un tipo de vino que se caracteriza por su ligereza y facilidad para beber. Es perfecto para tomarlo en cualquier ocasión, aunque es en verano cuando nos decantamos más por este tipo de caldos. Una reunión de trabajo, con amigos o familia, son escenarios que nos invitan a disfrutar de sus sabores.

Son perfectos para maridar nuestros platos como aperitivos, postres, quesos, pescados y mariscos, entre otros. Pero no basta cualquiera mucho mejor si sabemos cual elegir de entre los mejores vinos blancos afrutados en España, vamos a conocerlos un poco más en profundidad.

Abre una botella de tu vino favorito, sírvete una copa bien fresquita y disfrútala mientras descubrimos las características más importantes de estos vinos blancos.

Características del vino blanco afrutado

Para conocer a fondo las características de este tipo de vinos, nada mejor que realizar una cata.

El primer sentido que entra en juego es el visual. El color del caldo nos aporta información de la uva, desde los colores más pálidos hasta los más pajizos e incluso dorados. Si inclinamos la copa sobre un fondo blanco apreciaremos mejor las tonalidades y comprobaremos si hay partículas en suspensión.

En la fase olfativa percibimos dentro de los aromas primarios el aroma a fruta fresca. En la vía nasal directa comprobamos la intensidad y cantidad de aroma. Posteriormente realizamos la retronasal, con el vino en el interior de nuestras bocas, favoreciendo la evaporación de las moléculas aromáticas.

La cata termina con la prueba en boca. Un vino blanco afrutado es un vino joven, elegante, ligero y con una justa acidez. Percibimos el sabor suave y agradable, que puede ir acompañado o no de un toque de dulzura.

Para los neófitos en la materia es sencillo confundir el punto afrutado con el sabor dulce. Son dos conceptos distintos: un vino afrutado puede ser dulce o seco (sin azúcar residual) y un vino dulce no tiene por que ser afrutado. Un truco que nos ayudará a distinguirlos es el siguiente: el sabor dulce se percibe en la zona de la punta de la lengua, cuando el líquido entra en la boca descubriremos si es dulce o no. Sin embargo para saber si es afrutado usaremos la vía retronasal, donde percibimos los aromas desde la parte trasera de la nariz, absorbiendo los vapores por la faringe. De esta forma apreciamos el aroma a fruta.

Clasificación del vino blanco afrutado

En España tenemos una amplia variedad de vinos blancos afrutados. El tipo de uva que se utiliza para la elaboración nos sirve de guía para clasificarlos. Los aromas y sabores que el vino desprenderá a frutas frescas vendrán determinados por diferentes factores como son la calidad de la uva, el sabor que transmite la tierra donde se cultiva, las variaciones de temperatura que se hayan sucedido durante la temporada y el tiempo que se le haya dado a la maduración, maceración y fermentación.

Estas son las uvas más utilizadas y el toque de aroma y sabor que aporta:

  • Verdejo: esta uva producida tradicionalmente en el centro de España, en la región de Rueda, tiene sabor a frutas exóticas y tropicales, notas de pera y manzana.
  • Malvasía: la producción de la Malvasía está muy extendida por gran parte de España, incluidas las Islas Canarias. Esta variedad es de las más antiguas y aporta aromas de manzana, melocotón y melón.
  • Moscatel: la encontramos repartida por toda la geografía española: Castilla y León, Castilla-La Mancha, Madrid, La Rioja, Valencia, Cataluña, Navarra y Andalucía. Es una variedad muy aromática, con notas florales, matices cítricos y de albaricoque.
  • Albariño: esta variedad de uva procede de Galicia, y entra dentro de la D.O. Rías Baixas. Destaca por su aroma de naranja y melocotón.
  • Tempranillo blanco: la encontramos en La Rioja, Navarra y Euskadi. Aporta toques de frutas tropicales, tonos cítricos, plátano y melocotón.
  • Zalema: esta variedad se cultiva en la Andalucía occidental. Aporta aromas a frutas tropicales, lima y frutas blancas como la pera.

Ahora que sabemos las características y clasificación del vino blanco afrutado, solo nos queda disfrutar de ellos cada vez que haya ocasión. La próxima vez te descubrirás sacando aromas y sabores que antes no te habías percatado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.