Clasificación de los vinos españoles: origen y tiempo

Vinos tranquilos, espumosos, jóvenes, Crianza, Reserva… Si estás empezando a descubrir el fascinante mundo del vino y estos términos todavía te resultan desconocidos, a continuación, te contamos todo lo que necesitas saber sobre el sistema de clasificación de los vinos españoles y las diferencias que existen entre las distintas categorías y tipos de vino

Vinos: tipo y clasificación general

Para empezar, podemos establecer una primera clasificación de vinos diferenciando dos tipos principales: vinos tranquilos, dentro de los que se incluyen los vinos tintos, blancos y rosados, y vinos especiales, una categoría más diversa a la que pertenecen los vinos espumosos, generosos o dulces, entre otros tipos de vino.

Además, en España existen 70 vinos con denominaciones de origen, una figura que distingue a los vinos producidos en determinada área geográfica según los criterios establecidos por cada Consejo Regulador. La clasificación de los vinos españoles también abarca 42 vinos con Indicación Geográfica Protegida y 26 vinos de pago.

Clasificación de vinos según su crianza

La clasificación de los vinos según su tiempo de crianza es un sistema exclusivo de los vinos españoles. Atendiendo a este criterio, podemos diferenciar cuatro categorías del vino:

  • Vinos jóvenes 

Este tipo de vinos se comercializa el mismo año de la cosecha, sin pasar por barrica o con una crianza mínima.  Los vinos jóvenes destacan por su frescura, con toques más afrutados, por lo que son una opción ideal tanto para bebedores habituales como paladares menos acostumbrados al vino. 

El tinto Scala Dei 2021, el blanco Viña Mein 2018 o el rosado A de Arinzano 2019 que encontrarás en Grau Online, son algunas opciones fantásticas para descubrir las grandes cualidades de los vinos de esta categoría.

  • Vinos Crianza

Estos vinos envejecen durante dos años antes de salir al mercado, con una crianza mínima de seis meses en barrica de madera en el caso de los tintos y durante 18 meses, en el caso de los blancos y rosados. Si estás interesado en comprar este tipo de vinos online, el vino tinto Les Terrasses 2019, el blanco Nelin 2018 o el rosado Gran Caus Rosat Especial Criança 2016 son algunas de las recomendaciones destacadas por los expertos de la Guía Parker.

  • Vinos Reserva

En este caso, la crianza en bodega debe ser de al menos 36 meses para los tintos, con un mínimo de 12 meses en barrica de madera, y de 18 meses para los blancos y rosados, con una crianza en barrica de seis meses. 

Gracias a su larga maduración, los vinos Reserva, como Muga Reserva Selección Especial, ofrecen un sabor y un aroma mucho más complejo, lleno de matices, que encantarán a los paladares más sibaritas.

  • Vinos Gran Reserva

Esta categoría de vinos, reservada normalmente a las mejores cosechas, incluye a los vinos de crianza más larga. Los vinos tintos Gran Reserva envejecen durante al menos cinco años, con una crianza mínima de año y medio en barrica. 

Para los vinos blancos y rosados, este periodo se reduce a cuatro años en bodega y un mínimo de seis meses en barrica. Si quieres descubrir estos vinos de categoría superior, te recomendamos 200 Monjes Gran Reserva 2005, un magnífico vino de Rioja, distinguido con 91 puntos en la Guía Peñín.

Como ves, los vinos españoles cuentan con opciones para todos los gustos para elegir. Ahora que ya conoces cómo se clasifican los vinos nacionales, ¿te animas a probarlos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.