Así es la travesía Transpirenaica que abarca un total de treinta etapas

España tiene la suerte de contar con una orografía que es idónea para la realización de travesías. En todo el país hay algunas que son realmente bonitas, destacando especialmente la conocida como Transpirenaica. Se trata de una de las mejores rutas autoguiadas del Pirineo.

A continuación profundizaremos en dicha travesía, averiguando no solo cómo es, sino también las claves de su éxito. Y es que año tras año más excursionistas se suman a una tendencia que lleva tiempo en auge.

Distancia, desnivel y modalidades

La travesía de los Pirineos del Mediterráneo al Cantábrico, pasando por la vertiente sur, abarca treinta etapas. Son recorridos con un total de 800 kilómetros, tratando a lo largo de la ruta de trekking con un desnivel que ronda los cincuenta mil metros.

Los organizadores ofrecen tres modalidades distintas. El objetivo es claro: lograr que todo tipo de participantes se sientan cómodos y consigan completar la ruta en base a sus conocimientos, capacidades y experiencia.

Trekking es la primera de las modalidades, la cual está pensada para aquellos caminantes que ya tienen bastante experiencia. Seguidamente llegamos a otra modalidad que es muy solicitada: Challenge. En este caso participan en ella los conocidos como caminantes deportivos, además de los trailrunners.

En otros tiempos el trail running no estaba muy de moda, pero a raíz de haberse popularizado hasta límites insospechados por el corredor de montaña Kilian Jornet, cada vez son más numerosas las personas que deciden practicarlo.

Por último, la modalidad más exigente de todas a nivel físico es aquella conocida como Superchallenge: raid que consta de siete etapas y da comienzo a principios de julio. Además, anualmente se cambia el lugar en el que se organiza, por lo que los participantes asiduos siempre experimentan una vivencia distinta.

Paisajes espectaculares

Uno de los aspectos que más llaman la atención de la Transpirenaica es la belleza de la ruta en general. Así lo demuestran los paisajes que son vistos durante el transcurso del trayecto.

Dichos paisajes no solo son bonitos, sino también muy variados. Es decir, cada día se obtiene una experiencia radicalmente distinta a la anterior. Por si fuera poco, a lo largo de la travesía son visitados pueblecitos con numerosos encantos. Uno de los más destacables es precisamente la hospitalidad con la que los habitantes tratan a quienes participan en la Transpirenaica.

Organización profesional y a medida

Esta travesía tiene tanto éxito no solo por las características orográficas de la ruta en sí, sino también por la organización que llevan a cabo profesionales del sector, quienes acumulan una dilatada trayectoria a sus espaldas.

El mejor trekking de todo el continente europeo está a disposición de cualquier caminante, elaborando un plan a medida que incluye aquellas etapas que quiere cada participante. Además, pueden seleccionarse las fechas exactas, iniciando y terminando la Transpirenaica con las personas deseadas sin necesidad de guía.

Naturatour organiza dicha travesía y se encarga de organizarlo absolutamente todo. No solo nos referimos a los alojamientos, sino también al transporte de las maletas, evitando que tengas que cargar con ellas. Además, si en algún momento hay que hacer transfers, también son organizados por los profesionales de Naturatour.

Gracias al mapa autoeditado que proporcionan dichos expertos y a los tracks que pasan a estar disponibles en una app de navegación, la cual no necesita cobertura en el teléfono móvil, la Transpirenaica es completada satisfactoriamente. Así pues, vivirás una experiencia inolvidable en compañía de quien quieras, siendo inevitable que pretendas repetirla en un futuro tras quedar encantado con el resultado obtenido.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.